PROYECTO «CAMINEMOS JUNTOS»

Más Articulos

PROYECTO «CAMINEMOS JUNTOS»

FUNDAMENTACIÓN

Toda la comunidad educativa es garante de una agradable convivencia en nuestro querido colegio. Para ello, tenemos que disponernos a tener el mismo objetivo, cada uno desde el rol que le toca.

Como equipo (EPA), queremos proponer una instancia de diálogo fraterno y edificante entre estudiantes y docentes. Consideramos que es oportuno un espacio de escucha, reflexión y comunicación; manteniendo siempre un clima de respeto.

Es por eso que, mediante tres instancias, proponemos un trabajo comunitario que tiene como fin consolidar la comunicación y el buen trato.

INSTANCIAS DEL PROYECTO

1- PARA CAMINAR JUNTOS NECESITAMOS…

Es importante darnos un tiempo para reflexionar sobre aquellas actitudes que generan distancia e interfieren en una buena comunicación.

Por eso, proponemos un instancia donde, estudiantes y docentes, expresarán aquellas actitudes que nos afectan y necesitamos ver y cambiar. Las mismas serán escritas en una huella (siempre cuidando un lenguaje respetuoso) y compartidas de modo grupal y personal.

2      – TE OFREZCO MI AYUDA PARA…

Una vez que, docentes y estudiantes hayan leído aquellas actitudes y situaciones que generan asperezas y afectan nuestra convivencia, nos disponemos a ser comunicativos con lo que podemos hacer para mejorar la situación.

En esta instancia buscamos que, así como nos damos un tiempo para expresar lo que nos afecta y genera molestia, también nos demos un tiempo y espacio para ser receptivos, responsables y resilientes con actitudes que hacen un caminar juntos con solidaridad y caridad.

Comunicaremos este proceso mediante una tarjeta con el dibujo de un corazón y unas manos. La comunidad docente dirigirá las mismas a cada curso, y estas serán leídas de modo general. Las tarjetas de los y las estudiantes serán compartidas de modo general en un muro .

3      – NOS COMPROMETEMOS A…

No nos gustaría que todo lo reflexionado y comunicado quede sólo en un ida y vuelta que genere resentimientos. Al contrario, queremos que todo lo trabajado nos conduzca a un compromiso edificante.

«Caminar juntos», implica tenernos paciencia, escucharnos, sostenernos y alentarnos. Por eso,, como etapa final del proyecto, será oportuno que cada curso y la comunidad docente diseñe un compromiso en base a lo trabajado en las dos instancias anteriores.

La idea es que, en cada curso permanezca en un lugar visible este compromiso. De este modo, tendremos un punto de referencia en el andar cotidiano de nuestras actividades. Y nos ayudará a no perder de vista nuestro aporte para una buena convivencia.